x
Servicios

Entra o registrate:

Artistas Fans
Tienda
Reclamar artista

Es frecuente que el gusto por las artes torne en afición y que ésta  nos  lleve  a  su  estudio,  adentrándonos  por  insondables  caminos  y  vericuetos  hasta  conducirnos  al  lugar  donde  reside  el  conocimiento.  Alcanzado ese  estadio,  solo  resta  bucear  en él, para que, cuanto más profundicemos en ella, gocemos más de  su  inmensidad.  No es  extraño  pues,  que  a  medida  que  vayamos descubriendo sus facetas y disfrutando de  sus  valores,  una  arrebatada  obsesión  se  apodere  de  nuestro  tiempo  e  incluso de nuestra  vida;  obsesión  que  puede  obnubilar  los  sentidos  y  llegar  a  obcecar  nuestra  capacidad  de  discernimiento .  Así  puede  ser  de  obstinado  el  arte  flamenco. Al  margen  de  obsesivas  pasiones,  nuestra   ya   antigua   afición   ha sabido esperar,  para  ahora  en  tiempos  de  madurez,  reencontrarse  con  Vicente  Soto,  miembro  de  la  importante  saga  cantaora  de     los Sordera, que después de 50 años de profesión regresa  a  Jerez  y  a  su  barrio  de  Santiago,  en  donde  lo  esperaba  su  remozada casa, su familia y  sus  amigos,  los  que  estaban  deseando  abrirle  puertas  a  la  vieja  relación  y,  en  torno  a  unas  copas de buen vino de Jerez disfrutar de aquellos  mismos  gestos  paternales,  de  los  ecos  y  de  las  noblezas  personales  que otorga la madurez y el tiempo ensolera y que cubre  al  artista  con  la  patina  del  oro  viejo .No  podía  ser  otro  que  el  cantaor  Vicente Soto   Sordera quien con el ADN en el  “rajo” y el cuajo que aportan sus vivencias artísticas, vuelve pleno de ilusión y   facultades a la tierra que lo vio nacer y a frecuentar el círculo  de  aficionados  y  amigos  que  atemporalmente  lo  reconocen  y  valoran.

Hace  apenas  un  año  que,  tras  un  opíparo  encuentro  gastronómico  exquisitamente  ofrecido  por  el  doctor  Benito  Ortegón,     nos encontramos  opuestamente  sentados  en  las  cabeceras  de  la  mesa,  el  artista  y  el  que  esto  escribe;  fue  suficiente  un  cruce de miradas y un Me gustaría hablar contigo, para entender que Vicente  Soto  quería  hablar  con  el  poeta  y  el  poeta  necesitaba que el artista sintiera sus versos.

Coplas  del  desagravio  a  la  mujer:  fue  el  detonante  para  que  ambos  formaran  un  tándem  y  nos  entregáramos  a éste  proyecto durante los doce últimos meses, adaptando el poemario a la baraja de cantes, en el  que  la  mayoría  de  las  coplas  encajaban   precisas  en  cada   “palo”  porque  así  fueron  compuestas.  La  gozosa  emoción  de  ir  sintiendo  suyos  los  mensajes   de cada copla, haciéndomelos sentir  con  la  magia  de  su  voz,  ha  dado  como  resultado  esta  extraordinaria  grabación  para  la  que hemos contado con el equipo más selecto y granado del actual mundo del flamenco

Género: World 
¡No hay próximos conciertos!
Fecha Ciudad
{{futureConcert.mobileDate}} {{futureConcert.city}}
¡No hay conciertos pasados!
Fecha Ciudad
{{pastConcert.mobileDate}} {{pastConcert.city}}